Descubren el objeto cercano a la Tierra número 10.000

Descubren el objeto cercano a la Tierra número 10.000 
El telescopio PanStarrs1, gestionado por la Universidad de Hawai y financiado por la NASA, ha descubierto el objeto cercano a la Tierra número 10.000. Se trata del asteroide 2013 MZ5, que fue detectado el pasado 18 de junio.

Según ha indicado el encargado del Programa de Observación de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA, Lindley Johnson, ya se ha hallado el 98% de todos los objetos cercanos a la Tierra descubiertos y el hecho de llegar a 10.000 es "un hito importante".

Los objetos cercanos a la Tierra (NEOs) son asteroides y cometas que pueden acercarse a una distancia orbital del planeta de 45 millones de kilómetros. Varían en tamaño desde tan pequeños como unos pocos metros de diámetro a 41 kilómetros, que es lo que mide el mayor NEO hasta ahora detectado.

El último encontrado, 2013 MZ5, tiene aproximadamente 300 metros de ancho y, según han detallado los científicos, su órbita no se acercará lo suficiente a la Tierra como para ser considerado potencialmente peligroso.

"El primer objeto cercano a la Tierra fue descubierto en 1898", ha apuntado el director de la Oficina de NEOs de la NASA, Don Yeomans, quien ha precisado que, "en los próximos cien años, sólo unos 500 habían sido encontrados". "Pero luego, con la llegada del programa Observaciones que la NASA puso en marcha en 1998, el número ha ido creciendo, gracias a los sistemas y la tecnología cada vez más capaces", ha añadido.

Por otra parte, los expertos han indicado que ninguno de los NEOs de gran tamaño registrados actualmente representa una amenaza de impacto y que, probablemente, "sólo unas pocas docenas más de estos grandes NEOs permanecen sin descubrir". Así, han indicado que casi el 30% de los objetos cercanos a 460 metros de tamaño ya se han encontrado y no suponen peligro.

En este sentido, han explicado que un NEO tendría que medir, aproximadamente, 30 metros o más para causar una devastación significativa en las zonas pobladas. La agencia espacial estadounidense ha mostrado su "satisfacción" por haber llegado al número 10.000 en el registro de NEOs. "Cuando empecé la topografía de asteroides y cometas en 1992, hallar un objeto cercano a la Tierra era un evento raro. Ahora tenemos una media de tres descubrimientos NEO al día", ha concluido el director del Centro de Planetas Menores, Tim Spahr.

EUROPA PRESS

Desentierran en Marruecos una criatura de 520 millones de años

Desentierran en Marruecos una criatura de 520 millones de años 
Científicos han desenterrado en Marruecos el fósil de una criatura de hace 520 millones de años emparentada con las estrellas y erizos de mar. Este ser con forma de cigarro de tan solo 4 cm de longitud, bautizado como Helicocystis moroccoensis, pertenece al orden de los animales marinos conocidos como equinodermos -los únicos en todo el planeta que tienen un plan corporal pentaradial-, y supone, según publican los autores del estudio en Proceedings of the Royal Society B, el más antiguo ejemplar de este grupo jamás encontrado.

El fósil del animal apareció en 2012 cuando paleontólogos del Museo de Historia Natural de Londres excavaban en un yacimiento del Atlas marroquí. El esqueleto había desaparecido por completo con el paso del tiempo, pero su forma estaba bien definida en los sedimentos. Cuando estaba vivo, la Tierra estaba dominada por el supercontinente Gondwana, en el período conocido como la explosión del Cámbrico, un período durante el cual surgieron todas y cada una de las variedades de seres vivientes que, millones de años después, desembocarían en la diversidad biológica actual.

El cuerpo en espiral de la criatura, que parece muy distinto del de las modernas estrellas de mar, puede decir mucho sobre la evolución de los equinodermos. El Helicocystis moroccoensis era capaz de expandir y contraer su forma de cigarro, de tal forma que a veces parecía más ancho y bajo y otras, más largo y delgado, según explican los investigadores a LiveScience.

ABC.es

Detectado amonio en el espacio por primera vez

Detectado amonio en el espacio por primera vez 
Un equipo internacional de investigadores, liderado desde el Centro de Astrobiología y el Instituto de Estructura de la Materia, informan de la presencia de ión amonio o NH4+ en el espacio. La revista The Astrophysical Journal Letters publica la novedad astroquímica.

Los científicos ya habían detectado más de cien moléculas en el espacio, desde las más abundantes y simples, como el agua, hasta las complejas y grandes cadenas orgánicas, como el benceno. Ahora se añade a la lista una más: el ión amonio (NH4+).

Un equipo de investigadores, liderado por el Centro de Astrobiología (CAB, CSIC-INTA) y el Instituto de Estructura de la Materia (IEM, CSIC) del equipo Consolider-Ingenio ASTROMOL, así lo publican en The Astrophysical Journal Letters.

Aunque el amoníaco (NH3) ya se había encontrado, sin embargo, ésta es la primera vez que el ión amonio se detecta en el espacio a través de su variante isotópica NH3D+. En ella uno de los átomos de hidrógeno se sustituye por uno de deuterio, un isótopo del hidrógeno.

“Este ión es el punto de partida para la formación del amoníaco, NH3 y de moléculas prebióticas aminadas en el espacio”, comenta José Cernicharo, profesor de investigación del CSIC en el CAB, y uno de los líderes de esta investigación.

La detección de este ión ha sido realizada utilizando el radiotelescopio de 30 m de Pico Veleta (IRAM) en la región de formación de estrellas masivas Orión IRc2 y en una condensación de gas muy frío en la región de Perseo (B1-bS). La identificación ha sido posible gracias a los nuevos datos de espectroscopía infrarroja obtenidos por el grupo de Física Molecular del IEM.

Este grupo ha realizado medidas de laboratorio en el infrarrojo en una banda (la denominada ν4) del ión amonio deuterado NH3D+. Las medidas en el infrarrojo mejoran sensiblemente las realizadas previamente gracias a una escala de frecuencias mucho más precisa y a la gran cantidad de líneas espectrales observadas.

Los nuevo datos han permitido obtener valores mucho más precisos para la frecuencia de las transiciones rotacionales del NH3D+. La frecuencia medida coincide con la característica observada en Orión-IRc2 y B1-bS por el grupo del CAB confirmando la identificación del NH3D+ por primera vez en el medio interestelar.

“Este descubrimiento permitirá validar las predicciones de los modelos de astroquímica sobre la abundancia de amoníaco y especies aminadas en las zonas internas de objetos protoestelares, discos protoplanetarios y en regiones de formación de estrellas masivas”, señala Cernicharo.

La astroquímica estudia un rico y variado mundo en especies orgánicas, como son las regiones de formación estelar y planetaria que podrían albergar las raíces prebióticas de la vida. Esta ciencia trata de conocer el papel de las moléculas en la evolución del universo y cómo desde las no bióticas se llega a la vida.

CAB | SINC

Página siguiente »